Posts Tagged ‘El momento cero’

oh, qué será?

octubre 21, 2008

No, no me pregunto si será niño o niña, dios me libre de un día preguntarme eso. No no no, más bien, qué será lo que escriba hoy. La verdad es que he tenido lo que a mi parecer son buenas ideas, pero cuando ya me instalo cómodamente frente a la bebé (computadora, ay la amo) se me olvidan todas. 

 

Pero tengo ganas de escribir hoy, así es que pondré lo que soñé anoche (un sueño todo extraño y loco): soñé que besaba a una mujer. Soñé que estaba en Rusia, que mi hermano y yo debíamos comprar pizza para alimentar a 10 niños, pero nosotros ya teníamos hambre y mi hermano quería cortar la única pizza en piezas exactas, casi con regla. Luego estaba en una como fiesta, en un departamento con vidrios verdes, y había una mujer (la del beso) de cabello largo, ondulado, bien de comercial. Y en esta parte del sueño yo era un hombre!!! sí señores, un hombre, es muy difícil de explicar pero lo intentaré: yo sabía que era yo, con mi misma personalidad y todo, pero en cuerpo de hombre, como si hubiera nacido niño. Ay mamacita!!! qué miedo, no quiero ser hombre! si bien no soy la más femenina, tampoco hay que ser tan groseros como para convertirme nonono. Ah bueno, entonces yo entraba, veía a la sujeta y había gente, pero no me importaba y así nada más, la besaba. No un piquito, no, un beso bien, largo y baboso. Agh! estuvo muy raro, pero pues no me siento mal ni bien respecto a esto, me da lo mismo, ya he soñado cosas similares.

 

Pues ahora que releo el texto, me doy cuenta de que está todo raro, pero bueno, así salió jojo. Mañana pongo algo decente.

 

Saludos!

Anuncios

Pinche bicicleta!!!

septiembre 24, 2008

De qué va este post? de una tarde mala, bueno, nada más media hora.

 

La semana pasada iba yo muy nerviosa miedosa emocionada a una clase de arte que no hubo. Pues ayer ahí va la srita a la casa de una compañera para que me llevara al salón, porque yo no sabía donde era. Me sentí bien tonta, casi casi me lleva de la mano, pero se lo agradezco. No sé si aceptó salir de su cómodo hogar en un día frío y con lluvia para llevarme porque:

a) quería ser amable

b) vio que de veras andaba muy perdida

c) fue como agradecimiento por ayudarle a estudiar español para su examen

 

Llegamos, llovía, para esto acá todo mundo anda en bici. Jajaja, de pronto se me hace tan cómico ver a una mujer ya un poco anciana en la bicicleta, y más risa patética me da el saber que puede andar mejor que yo. Vamos al salón y voy con la idea de que habrá mucha gente y haré amiguitos, de que tengo que poner mi mejor cara y mi mi mi bla bla bla y  sorpresa!!! nada más está el maestro y un niño como de 10 años dibujando con crayolas en una cartulina. Mierda! pues ahora te quedas. 

 

Saludamos al profesor y yo así como, este M (mi compañera) ya te tienes que ir no? No fue así como de ya lárgate sino que me ha dicho que eso del arte no se le da bien y ya había molestado mucho con que me llevara. Ya vamos saliendo por que yo bien caballerosa le dije “te acompaño a la puerta” y me dice que si quiero pues se queda, que no estoy lista para quedarme sola con ese niño. Eso no lo comprendí bien y dije, pos órale, si quieres quedarte, quédate, así ya tengo con quien platicar un rato.

 

Jojo, me he salido del título, pero así iba la tarde. Empezamos a pintar y no iba tan mal la escena. Tomé fotos!!! en cuanto esté terminada la obra, como dentro de un mes (por razones ajenas a mí, llámense vacaciones) las pongo, a ver qué opinan. No prometo el mejor cuadro, pero que pretenden que haga con un bastidor reciclado y los colores primarios, negro y café?

 

Ejem, se acaba la disque clase (jajaja disque) y seguía lloviendo. Cada una se va por su lado y andaba de feliz, con los audífonos y cante y cante , entiendase que andaba en la baba, cuando de repente…

 

Madres! levanto la cara, abro bien los ojos y el poste enfrente de mí. En este momento de la historia ya no pude hacer nada, ni frenar ni girar, NADA! Al siguiente segundo estaba en el suelo junto con la bicicleta. Un segundo más y me doy cuenta de que sigo viva! trecer segundo, me duele un chingo la rodilla. Me levanto, con el orgullo pisoteado y mojado, subo de nuevo a la bicicleta y sigo mi camino. Con frío, mojada, adolorida, sin ver bien y la pantalla del celular rayada. En todo el camino pienso:

 

PINCHE BICICLETA! TE ODIO!

 

Sé que aquí la mensa fui yo, pero echarle la culpa al artefacto me hizo sentir menos torpe.

 

Y luego!! me quejo bien mañosa con la srita K y dice: bueno, es que tu tienes cierta habilidad para caerte!!  Buaaaaa! (se supone que lloro jajaja) Yo buscando amor y un: “ayy pobeshita, pero no te lastimaste muy feo?” o alguna cosa similar y me sale con estas groserías. Me enojé y le reclame su falta de atención por mí, se supone que me quiere! que se preocupa por mi bienestar y mírenla, así o más plana la señora. Pero yo sí vdd? que cuando le duele la garganta ahí estoy diciéndole que se tome el tecito, que con miel y limón, que le duele la cabeza, se tome una disprina porque no sabe tragar pastillas, que le duele la panza y bueno, yo ahí cuida y cuida a la mujer y ella nada!

 

Pues no me sobé porque me iba a doler más, me comí un chocolate y este día no he podido sentarme bien, porque la rodilla no fue la única con la que caí.