Posts Tagged ‘Viajes’

Más vale solo que mal acompañado

noviembre 30, 2008

Viernes, sola.

Sábado, País y El.azúcar.causa.el.mismo.efecto.que.el.alcohol, las dos niñas mexicanas con las que fui otra vez al mercado de navidad en Dortmund. Para abreviar, le daremos otro nombre, ammmm es que todos los que se me ocurren son malos juasjuas. Bueno, la llamaremos FM.

 

Aquí empieza la historia, el viernes me fui sola porque mis amigas no contestaron los mensajes y me dije: no vuelvo a quedarme en la casa durante el fin de semana! me fui a Dortmund, que no queda muy lejos de pueblo.  Sospresa! estaba el mercado de navidad! ay qué emoción! todo lindo, muchas luces, ya oscuro, muuuucho frío, mucha gente linda… Ay me quedé con ganas de sacar fotos de tantas niñas bellas que vi pasar, pero es que ese día andaba miedosilla y pues no me animé juajua. La tarde empezó triste, me iba lamentando porque eso de ir sola pues no es usualmente lo más agradable. Y ahora me doy cuenta, no es porque no haya encontrado con quien ir, pues gente si había, pero había que viajar más y no me apetecía pasar 4 horas en el tren. Iba caminando así, muy despacio por las calles, asomándome en cada puesto, viendo curiosidades y recuerditos, comida, bratwurst, Glühwein, currywurst, algodones de azúcar, caramelos… le di un par de vueltas al mercado, tranquilamente, me compré una salchicha con catsup y la comí despacio, ahh qué bien me supo. Tomé fotos, escuché música en la calle, seis hombres turcos tocaban y cantaban canciones muy alegres que me sacaron más de una sonrisa. La noche concluyó conmigo caminando de regreso a casa y cantando con los audífonos puestos. No estaba precisamente feliz, pero logré hacer algo por mí: vencí el miedo de ir sola y lo logré, pasé un rato agradable y aquí estoy. Vi muchas cosas geniales, mucha gente interesante y pasé también mucho frío, lo que me recuerda que necesito unos guantes XD

 

El sábado fue completamente diferente, llegar a la estación, esperar media hora a que llegaran estas señoras, y finalmente salir. País me cae excelente, es muy linda, tiene mucha energía y está bien loca, eso ya le da un punto extra jajaja. Fuimos a caminar un poco dado que ella llegó primero. Yo no tenía idea de que iba a ir también FM oh no! es de esas niñas que me molestan, su sola presencia me molesta. No lo puedo evitar, pero es que es mandona, grosera, presumida, no tiene nada de qué hablar, creo que nunca en su vida ha leído un libro completo, le gusta el reggaetón (o como se escriba esa mierda) y pretende que todo el mundo le esté poniendo atención todo el tiempo. Es la niña consentida a la que todo le compran, todo le hacen, la que nunca ha movido un dedo para hacer algo que a la única que beneficia, es a ella (mucho menos lo hará si de ello depende el bienestar de otros). Y yo pensaba para mis adentros más superficiales “no no no, qué poca madre tienes Seele, de seguro eres la única a la que le cae mal, pero qué poco tolerante eres, qué mala” pero sospresa! también está la niña Porque, MD y algunos más a los que nomás no les cae. Me sentí aliviada cuando lo supe jajaja.

              Bien, ya que he escupido mi venenito les digo que el sábado estuvo mal. Anduvimos corriendo que porque se le antojaba un Starbucks, vamos por el café pues, que tanta gente la estresa (sí, y a muchos de los que intentan abrirse paso por el mercado también, pero no van gritándolo al que más cerca tienen, en ese caso a mí), correr porque a la otra se le va el tren, ya me cansé, ya no puedo correr más, ay ay ay, era lo único que decía. No pude ver las cosas que yo quería, tuve que aguantar pláticas estúpidas, la filmación de dos vídeos sin sentido, la amargués de esta niña… Sólo hubo algunos acontecimientos rescatables: vi mujeres hermosas, una libreta me dio una idea y me subí a un juego para niños en el que me divertí jajaja.

 

La noche del sábado concluyó conmigo intentando dormir y pensando una y otra vez: “pero qué bien me lo pasé ayer”.

Y la conocida frase: no estaba muerta, andaba de parranda

octubre 6, 2008

Hola a todos (jajaja, todos, como si tuviera multitudes leyéndome, pero bueno) he vuelto de mi cansado, divertido, confuso, triste, desesperante, loco, emocionante y ansioso viaje. 

 

Tome miles de fotos, bueno, no miles pero si bastantitas jaja. Compré cosas, sí, comí. La pasé muy bien, mañana pongo fotillos, porque ahorita apenas desempaqué y necesito dormir. Vaya, que 10 días durmiendo sólo 4 o 5 horas lo dejan a uno exhausto. 

 

Los lugares, hermosos, el clima, raro. Hubo días en los que me congelaba y otros soleados, los soleados me hicieron sonreír. Fuimos a tantos sitios que ya ni me acuerdo, hicimos tantas cosas que ya ni sé. Tengo que ver las fotos para recordar bien todo. Conocí gente muy linda, muy agradable:

– Blatzie, un paraguayo que no tiene madre, es comiquísimo y muy buena persona.

– Grecita, la primera vez que le hablé me cayó un poco mal, pero ahora que tuve tiempo de conocerla más descubro que es una niña de lo más linda, tierna y divertida.

– Yaeren, ella me cayó súper, tenemos algunas cosas en común y es muy agradable.

– Caro, ya me caía bien esta señora, pero ahora la siento más cerca, eso es bueno.

– Lili, es una niña divertidísima, al instante me cayó bien.

 

Estas son las personas a las que recuerdo con más cariño, con ellos me divertí y pude platicar como a mí me agrada. A propósito de personas, sólo hubo una cosa que no me agradó del tour: la mayor parte del tiempo me sentí fuera de lugar. 

 

No sé si es mi paranoia, no sé si mi autoestima está demasiado baja, no sé si es homesick, no lo sé. Pero me sentí algo triste, no estuve totalmente a gusto en muchas ocasiones y es que sentía como que la gente me evitaba de alguna forma. 

 

Ayer por la noche pensé: tal vez me siento así porque les doy demasiada importancia, quiero ser tan sociable y caerle tan bien a todo el mundo, que pienso demasiado y al final no alcanzo a decir nada. Cuándo empezó a importarme lo que la gente dijera de mí? antes ya lo había superado, no me importaba y podía hacer cualquier locura, pero esta vez no pude dejarme ser libre. Yo sola me amarré las manos queriendo tocar. Cuando no me importaba  me sentía mejor, era feliz. Necesito desimportizarme de los otros para ser yo, ya sé que ese yo le agrada a la gente. Sí, eso fue lo que pasó, me importó más de lo que debía.

 

Con esas ideas tristozas anduve casi todo el tiempo, pero si quitamos eso y me quedo con las partes en las que platicaba con la gente que me cayó bien, me la pasé súper. Me divertí, conocí personas que a mi parecer valen la pena y conocí lugares hermosos. Algo sí me puso triste: mi familia no me mandó ni un solo mail. Ni mi madre, ni mi padre, ni mi hermano. Sólo mis tías, y se los agradezco tanto, aunque es triste que mejor ellas que mi familia nuclear me hayan escrito. 

 

La que no faltó fue obvio la srita K. ay mi niña, la adoro. Si no fuera por ella estaría mal mal mal. Muchas gracias por esos mails tan lindos y sí srita, me quedo con todos los abrazos y besos, no hay devoluciones.

 

Mañana otras cosas, fotos y demás.

 

Muchos saludos a quienes se hayan paseado por aquí.

Me voy 10 días!!!

septiembre 25, 2008

Sí, así es. 10 días de pachanga, en un tour por Alemania. Tomaré muuuuchas fotos, beberé, y haré las locuras que me caracterizan. 10 días sin escribirle a la niña K, pero ni que me importe porque no me ha contestado el mail que le mandé, se pasa. No lo sé, creo que igual y estos días sin comunicación alguna nos pueden servir porque últimamente anda un poco flojo el asunto. 

 

Ahora, cómo preparar las petacas (jajaja petacas, ah que simple):

– La ropa indispensable, ni que fuera a andar en fiestas de gala. Así es que con pantalones de mezclilla, unas blusas y mis sudaderas estoy bien.

– Comida, comida comida!!!

– Cámara, obvioooo y dos tarjetas de memoria, eso de las fotos me fascina.

– Dulces!!! no viviría sin dulces, los dulces me hacen feliz, cómo podría dejar mis dulces?!!

– Ipod, digo, ese va porque va, porque si intentan quitármelo los muerdo, les pego, huyo. Mi gordo y yo siempre siempre juntos. Ayy, mi bebé, qué hago sin ti? (enfrentarme a la gente, glup!)

– Mi corazón apachurrado… Neee, ese que se quede, seré más irresponsable de lo común y se me olvidará todo (ajá sí, cómo no?)

– Cuaderno y pluma, síii, la pluma que me acabo de comprar, está genial.

– Lo necesario para bañarse, ahhh, qué flojera jajaja

– Lo necesario para parecer niña, es decir, algo de maquillaje.

– Creen que sea necesario llevar el pasaporte? jajajajajaja

 

10 días sin ver a las “amiguis”! aunque todavía no seamos uña y mugre, pues sí las voy a extrañar, son re-güenas gentes. Son bien lindas, ejem! 

 

Pues ahí está mas o menos lo que me llevo. Siempre me hizo ilusión viajar así como de “mochila al hombro”, nomás con unos calzones, calcetines y dos playeras. Obviamente ahora no será así porque pues es más tiempo. Pero estoy bien emocionada!!! Solas, la carretera y yo… mmm y todos los demás niños de intercambio, pero no cuentan jajaja.

 

Mañana por la mañana me alejo de mi hija hermosa (mi computadora) y de todos los blogs que me gusta leer, aunque no comente jojo. Así es que me despido, hasta prrronto!!! 

 

Un saludo!